europa con bajo presupuesto

10 consejos prácticos para pasar un mes en Europa con solo 800 euros

 

El título de esta publicación puede sonar utópico. De hecho, es menos de lo que gasto al mes en la ciudad donde vivo. Pero sí, es posible estar más de un mes por el viejo continente con este presupuesto, divirtiéndose y tomando casi todos los días, sacándole el provecho a cada euro que gastes.

 

como viajar barato por Europa

 

Antes que nada, hay un par de detalles importantes que resaltar:

El primero, está de más decir que no estoy considerando el ticket de avión, el cual puede salir por un precio similar, dependiendo de donde viajes. El segundo, que 800 euros es lo que gasté en mi última experiencia por este lado del mundo, que fue durante la temporada del mundial, y sí, estuve casi 3 semanas en Rusia, por ende todo pudo salir mucho más caro. A ti te podría ir incluso mejor.

 

Leer más: Todo lo que necesitas saber para entrar a Europa por primera vez

 

Los siguientes tips que te daré servirán desde el momento de planificar tu viaje hasta cuando estés en tu destino. Algunos implicarán un poco de sacrificio y mucha energía, pero si te consideras un ‘mochilero trotamundos experto’ esto será pan comido para ti. Desde dónde alojarse, cómo transportarse y qué comer, aquí van los consejos para un viaje con poco presupuesto por Europa:

 

Viaja con una maleta/mochila pequeña

Para viajar por un mes por el continente europeo no necesitas más que una carry-on o una backpack de 60 litros (esta segunda opción es aún mejor). Cualquier cosa mayúscula a eso es puro exceso, más aún si viajas en verano, que es cuando utilizas ropa más pequeña. Todos los hoteles, Airbnb y hostels ofrecen servicio de lavandería, por lo que no tendrás problemas. Usa la misma playera dos días seguidos, no pasa nada.

 

viajar con mochila pequeña

 

La principal ventaja es que no pagarás equipaje facturado en aerolíneas low-cost, las cuales utilizarás más de una vez. Te ahorrarás alrededor de 40 € por cada viaje. Además es mucho más cómodo para las largas caminatas por los destinos que visites.

Si no deseas cargar tu mochila, la mayoría de estaciones de tren o aeropuertos tienen un maletero donde las puedes dejar todo el día. El precio de este varía de ciudad en ciudad (de 2 a 5 euros).

 

Compra pasajes clave con tiempo

Es de conocimiento popular que comprar tickets con tiempo es mucho más económico, por lo que es una buena idea. Sin embargo, hay que tratar de mantener el itinerario abierto y flexible, por eso te recomiendo planear a grandes rasgos y con tiempo tu ruta y solo comprar los pasajes ‘clave’ de esta (ya sea por distancia o porque debes estar cierta fecha en tal lugar sí o sí).

Por ejemplo, te encuentras en Moscú y debes estar en Madrid el 20 de julio para tu vuelo de regreso. Entonces compras un pasaje de Berlín a Madrid (o de donde salga más barato) para el día anterior. Luego tu siguiente objetivo es llegar a Berlín de alguna forma. Si ves que los pasajes desde San Petersburgo a Varsovia están mucho más baratos, entonces puedes comprar ese trayecto para 5 o 7 días antes, eso te da tiempo para pasear por Varsovia, Cracovia o Praga por tierra, y es ahí que se compras los buses / trenes.

Mientras menos pasajes con anticipación compres tu viaje será más aventurero y entretenido. Hay que tratar de mantener un balance.

 

Toma buses o trenes en lugar de aviones

Este tip para viajar con poco presupuesto es muy importante.

Complementando el punto anterior, viajar por bus o tren en trayectos cortos es mucho más barato, además de que lo puedes hacer de noche y te ahorras el costo hospedaje. Esto es un ahorro significativo.

Incluso hay ciudades pequeñas, como Tallin, Cracovia o la misma Venecia a las que puedes llegar por la mañana, recorrerlas durante el día y tomar un tren de salida por la noche. Eso sí, trata de hacerlo al comienzo de tu viaje, cuando más energía tienes, ya que puede ser bastante agotador.

Yo hice la ruta Budapest - Varsovia - Vilna - Tallin, en la que solo pasé la noche en el primero de estos destinos. En Vilna, mi compañero de viaje y yo le pagamos 5 euros cada uno a un hostel para que nos deje ducharnos y dormir unas 3 o 4 horas durante el día. Así descansamos y recorrimos el centro de la ciudad durante la tarde.

 

Shawarma, tu mejor amigo

Están por toda Europa y es una de las mejores comidas que encontrarás en cuanto a la relación cantidad / precio. Los puedes encontrar desde 1.50 €, pero el costo varía dependiendo de la ciudad. Si estás en Rusia y viajas en tren, la sopa ramen es otra buena opción, ya que parte del servicio de estos trenes es agua caliente para beber. Balancea tu dieta con frutas para el desayuno.

Si viajas en grupo, y tu alojamiento te lo permite, cocina. Compartir el costo de alimentación es una excelente idea para ahorrar en tu viaje.

 

Leer más: 10 cosas que no te cuentan para viajar por Europa

 

Vino en el súper, tu verdadero mejor amigo

En la mayoría de ciudades europeas encuentras botellas de vino desde un euro en el súper, Así que podrás ponerte alegre sin gastar casi nada. Una lata de cerveza, por otro lado, la venden desde 30 céntimos (aunque te recomiendo que compres alguna un poquito mejor).

Hostels o Airbnb

Si viajas solo o sola, te recomiendo hospedarte en un hostel. Ahí podrás interactuar con otros viajeros que también vayan solos o en grupo. Si estás con tus amigos, un Airbnb puede ser también una alternativa, incluso más económica.

Trata de que tu alojamiento no esté tan cerca del centro, suelen ser mucho más caros, y si no, pues los restaurantes, bares y tiendas alrededor lo serán. Pero tampoco vayas tan lejos. Trata de calcular una distancia razonable, la que puedas caminar hasta la zona turística. Yo suelo buscar algo entre 2 a 4 kilómetros del centro.

 

Caminar mucho

Evita los taxis, que por este lado del mundo son carísimos. Si es muy necesario que lo hagas utiliza Uber o algún servicio similar. Si puedes ahorrar y no tomar el transporte público, mejor aún. Cada euro cuenta. Además, caminar es una buena forma de conocer la ciudad así no te perderás nada de esta e incluso verás lugares que pocos viajeros conocen.

 

 

Pregunta por un restaurante local para probar su comida típica

Más allá de la recomendación de los Shawarmas y cocinar, siempre es bueno probar algo de la comida local del destino donde te encuentres, por lo menos una vez. No los confundas con restaurantes turísticos, esos que te pueden costar un ojo de la cara, si no a esos donde la gente de la ciudad suele comer. No estarán usualmente por el centro. Son a los que tú por tu casa irías a comer.

 

Diviértete en la calle

Muchas de las ciudades principales de cada país tienen tanta onda que no es necesario ir a un bar para divertirse. Ya sea en un boulevard en Moscú, en el puerto de Barcelona, o básicamente cualquier lugar en Berlín, los espacios abiertos son siempre buenos, donde está la verdadera experiencia local. Músicos Además puedes conseguir alcohol mucho más económico que en un bar.

 

Anda a bares o clubes sin pagar entrada.

Si lo tuyo no es tomar unas cervezas en un parque con música en vivo, también hay buenos clubes que no cobran por ingresar, como Instant en Budapest. Muchas veces es buena idea y con un Pub Crawl que organice tu hostel, ya tienen contactos y te dejan pasar sin pagar. Y cuando salgas a un club, no lleves tu billetera ni tarjeta, estarás muy tentado a gastar dinero, además de ser más arriesgado si te emborrachas. Serás blanco fácil de los carteristas.

 


10 Cosas que debes saber antes de viajar a Rusia

10 cosas que debes saber antes de viajar a Rusia

¿Sabías que…?

A diferencia de los latinos, los rusos no sonríen por cortesía. Difícilmente encontrarás a uno sonriente por las calles o en una foto  (puedes corroborarlo con tu álbum del mundial). De hecho ni tienen la costumbre de abrazar o besar a alguien cuando recién lo conocen.

 

 

Sin embargo, aunque no lo creas, muchos viajeros que estuvieron por estos lares se van con la sensación de que muchos rusos son muy amables. No es necesario que sean sonrientes, pero son muy atentos a la hora de prestar ayuda.

Así como estas, en el remoto país de Rusia existen costumbres y tradiciones muy distintas a las nuestras, cosas que nos pueden “sacar de cuadro”, y que son mejor conocerlas y estar preparado para el choque cultural que tendrás al llegar a la tierra de los zares. No querrás quedar mal cuando conozcas a una simpática rusa (o ruso).

Por este motivo, hemos preparado una lista con diez cosas que debes saber antes de viajar a Rusia: (para estar preparados y prevenidos)

 

- Una aplicación que te ayudará con el transporte

En un país en el que el idioma resulta tan complicado y perderse tan fácil ¿Te vendría bien una ayuda, no? Pues existe. Yandex Metro es un sitio web (y una app móvil) que te ayudará como una guía a movilizarte por las estaciones de los metros en las ciudades de Moscú y San Petersburgo.

Además, los rusos tiene su propia versión de Uber, llamada Yandex Taxi, incluso a veces más barata. Una muy buena alternativa recomendada por muchos usuarios en TripAdvisor.

- No hace tanto frío

Rusia es muy famoso por ser un país frío, lo cual es cierto en épocas de invierno. Sin embargo, en muchas de las principales ciudades como Moscú, Sochi o San Petersburgo la temperatura media en verano (junio - julio) es de 25 grados. Así que si viajas en esa temporada mejor mantén tus Ushankas en la maleta y saca los pantalones cortos.

 

 

- Moscú no es barato

A diferencia de la mayoría de las capitales de Europa del Este, Moscú es una ciudad con un costo de vida muy alto (mira esta nota de la BBC). De hecho es la más cara de Europa y está entre las cinco más caras del mundo.'

 

- No abraces o beses a alguien que recién conoces

Como te comentaba al principio, a diferencia de los países latinos, donde saludamos a las chicas con un beso o dos, los rusos no lo hacen. Si te presentan a alguien por primera vez, no lo hagas, puede que te correspondan el saludo, pero probablemente se sentirán invadidos y no querrán volver a acercarse a ti.

 

- Quítate los zapatos antes de entrar a una casa rusa.

Esto lo hacen por un tema de higiene. Al llegar a una casa debes quitarte los zapatos, de lo contrario estarás metiendo a esta tierra y contaminación externa. Si no lo haces los anfitriones lo sentirán como una falta de respeto. Ellos te ofrecerán unas zapatillas o pantuflas para que camines dentro de su hogar.

- Regalo cuando te invitan a una casa

Algo que nunca, pero nunca debes hacer es llegar invitado a una casa sin un regalo. Es considerado una falta de respeto. Si no es una reunión o ceremonia importante aunque sea debes llevar chocolates, vino, flores o algo. Dicho sea de paso, si llevas flores tiene que ser siempre un número impar. Es tradición llevar un número par de flores para un funeral o velorio. No te vayas a confundir.

- La sonrisa es algo muy personal

“Solo los tontos sonríen sin ninguna razón” es un dicho popular en Rusia. A diferencia de occidente, donde tratamos bien a los extraños hasta que hagan algo malo y pierdan ese privilegio, los rusos los tratan como aliens hasta que demuestren lo contrario. Solo lo harán si existe confianza o hay alguna situación divertida por la cual reírse.

Ya sabes, si un ruso no te sonríe, no te sientas mal. Solo eres un alien para él.

 

- Palabras en ruso

Es cierto que en este país no usan la misma escritura que nosotros, pero fonéticamente los siguientes tips te pueden ayudar.

  • Si deseas llamar a una mujer debes usar “Dévushka”, que significa literalmente “Chica”. Úsalo indiscriminadamente de la edad de la mujer.
  • Si quieres hacerlo más formal, puedes usar “Izviniche”, que significa “Disculpe”.
  • Y, por supuesto, lo más importante “Izviniche, ia jachú piva”. Después de varias “piva” seguramente verás a los rusos sonreír.
  • Por último, para agradecer tu cerveza utiliza “Spasiba”.

 

- No hablar de política

A diferencia de los latinos, que estamos acostumbrados a criticar abiertamente a nuestro gobierno y a todos los políticos en cualquier charla de sobremesa, para los rusos es casi un tabú. Se sienten incómodos de hablar abiertamente de su gobierno o de política y tratarán de cortar la conversación en cuanto sea posible. Perderás tu derecho verlos sonreir.

 

- No existen ni Europa ni Asia

Algo muy curioso es que los Rusos no se consideran ni europeos ni asiáticos. Para ti, como para la mayor parte del mundo, esa porción de tierra está dividida en esos dos grandes continentes. Bueno, para los rusos, no. Para ellos solo existe uno: Eurasia.

Si no te quieres perder ningún artículo o actualización de nuestra fenomenal página, puedes seguir en facebook: The Borderless Project, instagram como @theborderlessproject y twitter @theborderlesspr. Ah, también tenemos un canal de YouTube donde subimos todas nuestras aventuras cuando nos da el tiempo. ¿Estuviste en Rusia?, ¿o tienes alguna duda o pregunta sobre el lugar?, ¡comenta el artículo y te responderemos!

 


cosas para hacer en moscu completamente gratis

5 espectaculares cosas para hacer en Moscú [y completamente gratis]

¡Nos vamos a Rusia, Ramón!

Sí, nos vamos a Rusia.

Ya rompimos el chanchito, compramos nuestras entradas, hicimos nuestras reservas y nos pusimos en modo ahorro. Cada cerveza que ahorremos aquí, es una más en Europa (lo digo en serio). Y aunque el principal motivo de nuestro viaje es seguir a la selección en todos sus partidos (tanto como sea posible), no vamos a viajar medio mundo sin aprovechar la oportunidad para conocer algo de lo que este hermoso sitio, lugar con tanta historia, tiene para ofrecer.

 

QUE HACER EN MOSCU GRATIS
FOTO: Dmitry Azovtsev

 

Nuestra primera parada será Moscú, capital del país anfitrión. Casi todos los vuelos internacionales arriban a esta ciudad, y, pese a ser una de las más caras del mundo, estamos seguros de que tú también querrás dedicarle unos días para conocerla y sacarle el mayor provecho a tu viaje.

Es por eso que aquí te presentamos 10 cosas maravillosas que puedes hacer en Moscú completamente gratis. Nos preocupamos por tu bolsillo.

 

1 - Visitar la Plaza Roja

 

Con sus más de 600 años de historia es una de las plazas más famosas del mundo y la principal atracción de la ciudad. Muy distinto a lo que te puedes imaginar, el nombre de la plaza más importante de Moscú no tiene nada que ver con el comunismo o el color de los edificios que la rodean.

Entonces ¿Por qué el nombre?

Plaza Roja en el idioma original es Красная площадь (no te esfuerces en pronunciarlo bien), pero Красная en el antiguo ruso también significaba ‘Bonita’, dándole el nombre así de Plaza Bonita.

Se ubica en el barrio de Kitay-Górod y tiene una superficie que supera los 23 kilómetros cuadrados, amplitud perfecta para la realización de grandes conciertos de música, y que adolescentes alemanes aterricen sus avionetas (no es broma, mira la noticia aquí). Además es el punto de donde nacen todas las carreteras principales desde Moscú.

 

cosas para hacer en moscu completamente gratis
wikipedia

 

¿Cómo llegar a la Plaza Roja?

Al encontrarse en un lugar céntrico existen varias estaciones de metro bastante próximas a esta: Okhotny Ryad (línea roja), Teatralnaya (línea verde) y Ploshchad Revolutsii (línea azul)

 

Si pasas por la capital rusa no puedes dejar de visitarla. Mejor aún si es de noche bajo la luna llena.

 

2 - Un paseo por las estaciones del metro

 

De seguro habrás oído que las estaciones del metro en Moscú son increíbles.

Nosotros también.

Son auténticas obras de arte construidas en el subsuelo de la metrópolis. Deambular entre las estaciones es una actividad perfecta para olvidarse de los días nublados que suelen haber en esa parte del mundo. Además son extremadamente grandes y profundas, entrar y salir de una te puede tomar un buen rato.

 

visitar las estaciones de metro en moscu
Flickr - Terrazzo

 

Una recomendación personal, así como amigos, no te pierdas la línea marrón y sus estaciones, no te arrepentirás ni un segundo.

 

¿Qué estaciones de metro son imperdibles en Moscú?

Apunta estos nombres: komsomolskaya, Belorusskaya, Kievskaya y Park Kultury. Sí apúntalos porque no los vas a recordar. Nosotros también lo hicimos. Otras por las que también podrías pasar son las Park Pobedy (la más profunda de Moscú), Slavyansky Bulvar y Ploshchad Revolyutsii de la línea azul.

 

 

3 - Echar un ojo al Mausoleo de Lenin

 

A noventa años del fallecimiento del líder de la revolución Bolchevique, su cuerpo embalsamado aún se exhibe en este mausoleo en forma de pirámide trunca, a un lado de la Plaza Roja. Creepy.

El ingreso a esta atracción es gratuito, solamente vas a tener que soplarte la fila que, en esa temporada, durante el mundial, de seguro será larga (trata de ir muy temprano en la mañana). Este sitio abre sus puertas a las 10 am hasta la 1 pm, de martes a jueves y sábados.

 

 

4 - Una de las catedrales más hermosas: El Cristo Salvador de Moscú

 

Si bien la Catedral de San Basilio es la que todos quieren conocer, esta es otra buena opción.

Y lo mejor, es gratis.

Ubicada en el centro de la ciudad, a orillas del río Moscova, es uno de los símbolos de la iglesia ortodoxa rusa. Su primera edificación se terminó en 1883, pero durante la década de los 30 nuestro compañero Stalin decidió destruirla junto con otros tantos templos. Los soviéticos no querían aceptar su herencia cultural. No fue sino hasta el 94 que se reconstruyó el templo a imagen y semejanza del original, y es actualmente la catedral ortodoxa más alta del mundo.

 

 

5 - Cementerio Novodevichy

 

Este es otro lugar muy interesante el cual puedes visitar de forma gratuita. Es el cementerio más famoso y grande de Moscú, habiendo enterrado aquí a muchos personajes famosos de la historia rusa, entre poetas, militares, políticos, futbolistas, etc. El único cuidado que debes tener es el de perderte en su interior. Además, al terminar tu recorrido, puedes darte un paseo también por el Convento de Novodevichy.

Para llegar al cementerio debes tomar la línea roja y bajarte en la estación Sportivnaya.

 

 

Hay muchas más actividades que puedes hacer en la ciudad completamente gratis, como visitar las tumbas de la vieja guardia bolchevique, callejear en el barrio de Chistye Prudy o recorrer el Parque Gorky. En este artículo tratamos de resumir las principales para que aproveches tus días al máximo en la capital del vodka mientras gritas los goles de la selección.

 

Si no te quieres perder ningún artículo o actualización de nuestra fenomenal página, puedes seguir en facebook: The Borderless Project, instagram como @theborderlessproject y twitter @theborderlesspr. Ah, también tenemos un canal de YouTube donde subimos todas nuestras aventuras cuando nos da el tiempo. ¿Estuviste en Rusia?, ¿o tienes alguna duda o pregunta sobre el lugar?, ¡comenta el artículo y te responderemos!

 


Cosas interesantes y gratis para hacer en Sochi Rusia

5 cosas interesantes para ver y hacer en Sochi [y si, gratis]

Cuando escuchas a alguien hablar de Rusia es seguro que lo primero viene a tu cabeza es un clima frío, ciudades con nieve y gente muy seria. Y no te equivocas.

Sin embargo...

En un rincón de este país existe una ciudad ligeramente distinta, con temperaturas que entre julio y agosto pueden alcanzar los 25 grados centígrados, sol, playa, reservas naturales y juerga a más no poder.

Hablamos de la maravillosa Sochi.

 

¿Cómo llegar a Sochi?

Es una de las principales ciudades de Rusia y, gracias a dios, una de las sedes del mundial de este año. La puedes ubicar en el mapa a las orillas del Mar Negro, en el sudoeste del país.

Para llegar a este paradisiaco destino puedes tomar cualquiera de los vuelos diarios que salen desde Moscú y viajar durante poco más de dos horas. Ahora, si te consideras un mochilero aventurero, puedes tomar también el tren, pero tu trip tomará más de un día entero (lleva tu plumón).

 

¿Cómo transportarse dentro de Sochi?

Es importante resaltar que en Sochi no existe el servicio de metro, por lo que el transporte público consiste en buses, trenes y ‘marshrutkas’. Este último es un tipo de taxi colectivo (combi) muy común en este lado del hemisferio.

 

Lo que no te puedes perder

Y así, como en todas partes del mundo, este destino está lleno de actividades y lugares que puedes visitar con poco presupuesto. Si eres de los que está buscando ahorrar durante su estadía en esta ciudad (y sabemos que lo eres) entonces las siguiente recomendaciones son para tí.

Descubre 5 increíbles cosas que puedes hacer en Sochi completamente gratis:

 

 

Caminar por las Playas de Sochi

Si bien este Sochi es conocido como el destino de verano en Rusia, no necesariamente es que puedas ir a cualquier playa a poner tu toalla y tomar el sol. La mayoría de estas son rocosas y difícilmente podrás darte un chapuzón, por lo que si buscas arena tendrás que ingresar a un club privado (donde enarenan la playa artificialmente).

Pero espera...

No te desiluciones. El paisaje no deja de ser espectacular en esta costa de más de 150 km de largo. Te recomendamos mucho que aproveches en darte un paseo por los malecones de los distritos de Khosta y Adler, que están entre los más populares y vecinos al centro. Disfruta de la vista al mar, el sol y las chicas patinando en traje de baño. En serio, vale la pena.

 

cosas para hacer en Sochi Rusia

 

Contemplar la Iglesia de San Vladimir

Esta espectacular iglesia en Sochi fue construida el 2011 en honor al Príncipe Vladimir, quien convirtió Rusia al cristianismo muchos siglos atrás. El templo, a pesar de no ser muy antiguo, posee un diseño muy elaborado tanto en sus exteriores como por dentro. Quedarás maravillado con su arquitectura.

¿Dónde la encuentras?

San Vladimir está ubicada bastante cerca al centro de la ciudad. Para llegar puedes tomar los buses de las líneas 23, 119 o 169 y bajarte en la estación Gorbol’nitsa #2.

 

Cosas gratis e interesantes para hacer en SOchi Rusia

 

Parque Riviera y la Alameda de los Cosmonautas

Es uno de los parques más visitados en Sochi, sobretodo por familias. Te lo recomendamos bastante si deseas pasar un día tranquilo entre tanta locura luego de una juerga. Hasta es un buen lugar para pasar tu resaca mientras disfrutas de una agradable vista al mar.

Fácil de distinguir por la gran concha (?) con un reloj en su interior que hay en la entrada del parque. Dentro de este se encuentran el Árbol de la Amistad y la Alameda de los Cosmonautas. No, no verás naves espaciales o algo parecido. Se le llama así porque las primeras magnolias de este paseo fueron plantadas en 1961 por astronautas, entre ellos Yuri Gagarin, y algunos políticos.

 

Cosas interesantes y gratis para hacer en Sochi Rusia

¿Cómo llegar al Parque Riviera?

Se encuentra, felizmente, en el centro de la ciudad, a orillas del río Sochi, por lo que puedes llegar caminando hasta él.

 

Conocer la Villa de Stalin

“A él no le gustaban las alfombras, prefería escuchar los pasos de las personas que se acercaban sobre el piso de parquet”, explica la guía de la casa-museo.

Nuestro buen amigo, el ex-dictador soviético, construyó su residencia de veraneo allá por 1937. Esta consta de muchas facilidades lujosas para su época y está bien rodeada de árboles y mucha naturaleza. Su interior es carente de decoración pero puedes encontrar muchos retratos de Stalin en las paredes.

Otro dato interesante...

Actualmente, además de ser un museo también tiene habitaciones para huéspedes, así que si tu “Yo” presidencial emerge, podrías alquilar uno de los cuartos desde $200 para pasar la noche y sentirte líder de la URSS. Eso sí, te recomendamos quedarte en época de verano ya que, por órdenes de Stalin, la casa no tiene calefacción.

 

¿Cómo llegar a la Villa de Stalin?

La forma más recomendable de que llegues es tomando un taxi hasta la villa (o “dacha”, como le dicen en este lugar). Son aproximadamente unos 20 minutos desde el centro de Sochi. Usar el transporte público en este caso no vale la pena ya que no existe una para cercana. Tardarías casi una hora en llegar (incluyendo treinta minutos de caminata). Eso sí, la entrada no es gratuita, pero por 4 euros lo merece totalmente.

 

Visitar el Monte Ajún

A las afueras de Sochi existe una reserva paisajística, la más importante de esa parte de Rusia. En ella se encuentra la cordillera de Ajún (o Akhun).

¿Qué debes hacer aquí?

Una vez que estés aquí puedes (y debes) subir la torre ubicada en lo más alto de la montaña y apreciar la encantadora vista de la ciudad y del mar negro. Esta es la mejor actividad que puedes hacer en el destino si es que eres un aventurero y amante de la naturaleza.

La entrada a la torre cuesta solamente 2 euros, lo mismo que te puedes ahorrar si dejas de tomar una cerveza.

 

Cosas interesantes y gratis para hacer en Sochi Rusia

 

¿Cómo llegar al Monte Ajún?

La montaña Ajún se encuentra a las afueras de la ciudad. Para llegar siempre puedes tomar un taxi, un tour o, si deseas economizar en tu viaje, un bus hasta la parada “Maly Akhun”.

Cualquiera de las siguiente líneas te llevará ahí: 105, 105c, 124c, 125n o 125c.

Si no deseas caminar mucho, también puedes tomar el bus no. 2 hasta la parada “Mikrorayon Maly Akhun”, más cercana a la torre.

Por más que seas un Indiana Jones en Rusia, te recomendamos prender tu GPS y buscar el “camino a Bolshoy Akhun”, de lo contrario puedes perderte entre la frondosa vegetación. El hiking desde el paradero puede tomarte entre una y dos horas, dependiendo de tu ritmo.

 

Cosas interesantes y gratis para hacer en Sochi Rusia

 

Así como estas, hay muchas otras cosas que puedes hacer en este espectacular destino con poco presupuesto. Si estás aquí, aprovecha para disfrutar los espléndidos paisajes y divertirte con la vida nocturna en la ciudad como solo Sochi sabe hacerlo.

 

Si no te quieres perder ningún artículo o actualización de nuestra fenomenal página, puedes seguir en facebook: The Borderless Project, instagram como @theborderlessproject y twitter @theborderlesspr. Ah, también tenemos un canal de YouTube donde subimos todas nuestras aventuras cuando nos da el tiempo. ¿Estuviste en Rusia?, ¿o tienes alguna duda o pregunta sobre el lugar?, ¡comenta el artículo y te responderemos!

 


Eslovenia: un viaje entre dragones

Eslovenia: Un viaje entre dragones

Nuestro tour europeo normalmente está diseñado para visitar ciertos destinos muy posicionados entre los viajeros, como es el caso de París, Barcelona, Madrid, Venecia y algunos otros. Pero ¿Qué pasa cuando salimos de lo convencional? Me refiero a cambiar los planes, aventurarse un poco y hacer un viaje ‘off the beaten track’.

 

eslovenia un viaje entre dragones

 

Eso es lo que yo me propuse. Estaba con mi novia disfrutando de los hermosos paisajes de Venecia y al revisar un mapa de Europa que conseguí en Interrail me di cuenta que nos encontrábamos muy cerca de un pequeño país llamado Eslovenia, y por esos impulsos que tiene la vida quise ir. Se lo mencioné a mi novia, quien me preguntó - ¿Y qué hay ahí? - y yo solo atiné a decirle - Es muy bonito, hay castillos y mitos de vampiros y dragones -. No sé por qué mi respuesta le convenció. La verdad no tenía ni idea de qué había allí, sabía de ese lugar lo mismo que tú en este momento, pero quería ir.

Comenzamos a buscar pasajes hacia la capital, Liubliana, y resulta que por 26 euros (13 cada uno) en FlixBus podíamos llegar fácilmente desde Venecia, por lo que al día siguiente nos enrumbamos. En el camino empezamos a investigar qué podíamos hacer en nuestra corta visita a Eslovenia. Solo teníamos tres días pero los aprovechamos al máximo, y ahora sé que tengo que volver.

 

Liubliana, ciudad de dragones

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

En el viaje hacia la capital pudimos divisar pequeñas casitas al más puro estilo pueblerino-europeo que te puedas imaginar. Eso abría nuestras expectativas aún más.

Finalmente, luego de 3 horas y media de viaje, arribamos a Liubliana (o Ljubljana). Una pequeña ciudad de 270 mil habitantes, la más grande del país eslavo. Donde sea que te hospedes siempre podrás llegar al centro de la ciudad caminando, ahí es donde se concentran los atractivos.

Te das cuenta de que no estás en un sitio tan turístico como Milán u otros que mencioné líneas arriba ya que puedes caminar con la tranquilidad de que no encontrarás un inmigrante africano presionándote casi compulsivamente para que le compres pulseras, tenis o carteras, ni tendrás que superar la ‘muralla china’ de fotógrafos para conseguir una buena toma de algún atractivo. Eso sí, la buena onda de los argentinos la tenemos por todos lados.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

Mientras te acercas al centro de la ciudad puedes sentir como van retrocediendo los años, los siglos a tu alrededor: Verás el río (nombrado igual que la capital) que pasa muy cerca a la catedral en la plaza Preseren, los hermosos puentes que se construyeron sobre este como el Puente de los Dragones, quizás el más representativo. Además podrás observar algo muy ‘creepy’ en uno de estos, y es que hay un par de estatuas muy raras: una de ellas muestra a un hombre que presenta su abdomen abierto (vendría a ser Prometeo cuyo hígado era devorado cada noche por un águila mandada por Zeus, pero le volvía a crecer a la mañana siguiente), y la otra, ubicada a unos pocos metros, muestra otra figura humanoide con una cola larga y levantando en su mano derecha algo que parece ser un corazón. Insisto, raro.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

Pero entre tantos puentes y estatuas el principal decorativo de esta pequeña y hermosa ciudad es el castillo ubicado sobre una montaña, el Ljubljana Grad, desde el cual tienes el mejor mirador de la ciudad. Para acceder a este solo debes dirigirte al funicular ubicado en la falda del monte, a unos 700 metros de la catedral, cruzando el Puente de los Dragones.

En general es una ciudad muy barata, nosotros conseguimos una habitación privada para los dos por 24 euros. No era de lujo pero estaba bien. Además la gente es muy amigable, tienen cara de asesinos, ojeras gigantescas casi todos, pero cuando les hablas te sonríen y son muy agradables.

Solo nos quedamos una noche y considero que es suficiente si deseas conocer sus principales atractivos. Al día siguiente enrumbamos muy temprano hacia Bled. Queríamos saber que más nos deparaba este pequeño viaje.

 

Viajando al pasado en Bled

Este pequeño pueblo ubicado en el norte del país, en los Alpes Julianos, a hora y media de Liubliana, es propietario de la única isla en toda Eslovenia, además de unos paisajes espectaculares.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

Desde que llegas y lo primero que ves es su pequeñísima estación de bus sientes que te has escapado del mundo tal y como lo conoces, sabes que estar por visitar uno de los rincones de Europa. Poco a poco mientras andes por las calles te irás enamorando de este lugar.

Existe una lista elaborada por los mismos pobladores con las cinco cosas que debes hacer ‘obligatoriamente’ si llegas a Bled ¿Y cómo no hacerles caso?

1. Visitar el Castillo de Bled

Castillo es visible desde casi cualquier punto del pueblo, y desde la orilla del lago no debería tomarte más de 30 minutos en llegar... No debería, pero mientras subes los escalones de la montaña de pronto empiezas a oír una música folklórica que llama tu atención, divisas un poco de humo a unos metros, te acercas para ver qué es lo que sucede y de pronto te ves atrapado por una representación de una aldea medieval que incluye carpas antiguas, armaduras las cuales puedes probártelas para sentirte Saint Seiya e incluso hacer unas mini-clases de tiro al blanco con arco y flecha, todo eso por el costo de… Lo que te diga tu corazón. Así es, tú podrás dejar la propina en un cofre en la entrada de la aldea, y nadie te estará viendo, nadie te juzgará si tu corazón es egoísta.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

Una vez que llegues al tope de la pequeña montaña verás la entrada al castillo de Bled, el cual cuenta con un interesante museo sobre la historia del lugar, un restaurante (con precios parisinos, obviamente) y lo mejor de todo: la vista al lago. Si es que no te da tiempo de visitar los otros miradores del pueblo no te preocupes, la vista desde el castillo es igual de buena.

 

2. Navegar hasta la Isla

Existen tres puntos en la orilla del lago desde los cuales puedes alquilar botes para ir hacia la isla. Dos de ellos son turísticamente convencionales, es decir, te suben en el bote con otras 12 personas y un encargado se encarga de navegar. El tercer punto ofrece una alternativa más atractiva (por lo menos para mi gusto), y es que tú puedes rentar tu propio bote por una hora e ir remando por tu cuenta esquivando los cisnes y patos en el camino, lo cual lo pone más entretenido. Sacarás músculos en los brazos pero es  una experiencia muy bonita, y si tienes las fuerzas suficientes te recomiendo hacerlo.

 

The-Boderless-Project--Bled-bote

 

En la misma isla hay una pequeña iglesia, a la cual puedes entrar y tirar de la cuerda que hace sonar la campana (se supone que 3 veces dan suerte). El camino desde la orilla hasta la misma isla costa de 99 escalones que envuelven una tradición: En Bled se suelen celebrar muchas bodas y es una costumbre que el novio lleve en sus brazos a la novia cargándola por estos 99 escalones sin que ella diga nada. Si ella hace algún ruido o él no puede llegar a la cima la mala suerte caerá sobre su matrimonio (por si el hecho de casarse ya no era suficiente). Así que si desean contraer nupcias en esta localidad es mejor que se encuentren en buen estado físico.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

3. Ir al mirador

Todas las vistas son espectaculares en Bled. Es casi imposible  que una foto te salga mal, pero si buscas algo más que espectacular tendrás que caminar un poco, rodear el lago y llegar a la parte posterior de este, detrás de la isla hasta el mirador de Mala u Ojstrica y sacar una buena foto de portada para el facebook.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

4. Vintgar Gorge

Uno de los mejores trips de medio día que se pueden hacer en Eslovenia. Es una especie de cañón cuyo río ha formado una serie rápidos y de piscinas naturales, para luego desembocar en la espectacular cascada Sum, la más alta del país. Se ha convertido en uno de sus principales sitios turísticos con justa razón.

5. Cream Cake

Y ¿Qué sería de un destino sin su gastronomía? Después de tanta actividad física vas a necesitar de algo dulce para reponer energías y continuar. El Cream Cake (o Kremna Rezina) es el postre tradicional de Bled, que está hecho de capas de vainilla y crema dentro de otras de hojaldre y cubiertas de azúcar en polvo. No lo creía, pero lo probé y buenísimo.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

Como te habrás dado cuenta este territorio de la antigua Yugoslavia ofrece una tremenda experiencia en un espacio reducido, lo que favorece a nuestros tiempos (y a nuestro bolsillo). Además dio la casualidad que justo mientras me encontraba en Liubliana salió la noticia de que se habían descubierto dragones en Eslovenia (en serio, búscalo en Google). Hay otros destinos dentro de Eslovenia que con más días se pueden recorrer, tales como Maribor, Koper o el parque nacional de Triglav, pero si no tienes muchos días disponibles Liubliana y Bled son una buena opción.

Repito, la gente suele ser muy amable, rompiendo así el estereotipo creado por algunas películas sobre esta parte de Europa. Su idioma principal es el esloveno, sin embargo el 90% de la población domina el inglés, lo cual es de mucha ayuda para tu visita en caso necesites referencias o comunicarte dentro de un restaurante. Pese a ello, les resulta simpático que cuando agradezcas lo hagas en su lengua (Hvalá = Gracias). Si te llamas Rita te reto a que preguntes qué significa tu nombre en esloveno.

Si tu plan de viaje incluye Venecia, Trieste o alguna zona cercana a los países balcánicos te recomiendo enormemente que visites Eslovenia, estoy seguro que te llevarás muy gratos recuerdos y excelentes fotos.

 

Eslovenia: un viaje entre dragones

 

Si leíste todo este artículo, te lo agradecemos de corazón. Si nos quieres ayudar a compartirlo, te mandamos un abrazo colectivo digitalmente por el espaldarazo que nos acabas de dar. Siempre es bueno recibir cariño mientras viajas, aunque no se esté en el mismo lugar.

 

____________________________________________

 

Si quieres seguir nuestras aventuras diarias, vamos que tenemos más por aquí: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Youtube y también puedes suscribirte a nuestro delivery de artículos ¡abrazo mochilero!

 


5 consejos para una venecia low cost

5 consejos para una Venecia low-cost

Cuando planeas tu viaje por Europa hay destinos que se convierten en un “must”, lugares con paisajes muy diferentes a los que puedes encontrar de este lado del charco, sitios que conoces de memoria ya que los has visto en decenas de películas, y precisamente de películas hablando, si menciono una de las del genial Johnny Depp “El Turista” sabrás que me refiero a la ciudad de los enamorados: Venecia.

 

5 consejos para una venecia low cost

 

Tantas veces hemos escuchado de esta ciudad que llenamos nuestra mente (y corazón) de expectativas antes de enrumbarnos, y la verdad es que no decepciona. Una ciudad con estilo medieval, inundada de mansas aguas, plagada de góndolas que navegan bajo los innumerables puentes y con una arquitectura impresionante hacen de esta uno de los destinos en los que te volverás loco con tu pareja, pero debes saber de antemano que tu bolsillo se volverá loco también.

Yo personalmente no me caracterizo por programar mis viajes con lujos y con el respeto de su opinión odio los tours organizados, busco disfrutar cada destino por mi cuenta, y siendo Venecia uno de los más costosos pues hay que ingeniárselas un poco para economizar. Más allá de consejos convencionales y obvios como reservar con tiempo los viajes y hospedajes, una vez dentro de la ciudad existen algunas formas de darle un poco de respiro a la pobre e inocente billetera, esa que llevas en el bolsillo y está siempre dispuesta a atenderte cuando lo requieras. Es una forma de guardarle unos cuantos euros a tu “Yo” del futuro:

 

  1. No utilices el ferry

Venecia es una ciudad lo suficientemente pequeña como para ir a pie a todos lados. Ningún punto está a más de media hora caminando de otro (si corres pues la haces más rápido) y su transporte público, los ferrys, es de los más caros de Europa. Un ticket de un solo viaje cuesta 7 euros, aunque también puedes comprar el turístico que te vale por viajes ilimitados para todo un día y cuesta 20 euros por persona.

Además de ser costosos, los viajes en ferry son extremadamente lentos, así que si estás tarde y apurado por hacer tu check in en el hotel, insisto en que correr es una buena opción.

Por mi lado prefiero ahorrar esos 20 euros para las cervezas.

 

5 consejos para una venecia low cost

 

  1. Una pizza económica

La mayoría de los restaurantes de la zona tienen precios parisinos para sus comidas, sin contar que cobran por servicio de cubierto, es decir que solo por sentarse en la mesa ya deben 5 euros cada uno. Dicho esto, y asumiendo que tienen interiorizado el concepto “guarda pan para mayo” o su equivalente “con esto mismo me compro 2 botellas de vino”, existen unos poco puntos en la ciudad en los cuales pueden encontrar algo aceptable para comer por un precio mucho menor.

Uno de estos es una pizzería-kebab to-go, ubicada por la calle Corona Leonardo, a unas dos calles de la iglesia de San Zaccaria, en donde se puede comprar una pizza super-familiar desde 10 euros (en el resto de restaurantes por el mismo precio te llevas una mini-pizza que no llena ni al gato).

Otro punto económico para comer se encuentra por el Campo Santa Margherita, donde si te pegas hacia la calle Rio Terá Canal (que curiosamente no es ni un río ni un canal) en una esquina encontrarás el único restaurante relativamente barato de la zona, con un menú de 9 euros y sin tener que pagar por servicio. No suena mal ¿verdad?

 

  1. Pregunta por el Supermercado

Básico para ahorrar costos en cualquier lugar. En los super puedes encontrar vinos desde un euro, yogurs por 20 céntimos y demás bebidas a un precio mucho más accesible que en la calle y si tu hotel tiene una cocina de uso para los huéspedes pues aprovéchala para preparar tus comidas con tu propia sazón.

El mejor super que puedes encontrar por variedad de productos y precios es el Conad, ubicado en la Calle Seconda de Saoneri.

 

5 consejos para una venecia low cost

 

  1. Regatea tus souveniers

Si no vas a comprar artesanía italiana, es decir lo trabajado por la gente del lugar (o por lo menos eso nos dicen), terminarás comprándole a los paquistaníes o demás inmigrantes africanos, los que además de ofrecer un precio mucho menor están dispuestos a ofrecerte un descuento por tu compra. No tengas miedo, si cuesta 2 euros ofrécele 3 por 2 de los artículos, y así traes algo para la gente de la oficina.

 

  1. Una contradicción con el punto #1

¿Qué es lo que todos quieren hacer en Venecia? La respuesta es sencilla: Pasear en góndola. Pues déjame decirte, querido amigo, que el paseo de veinte minutos, sin cantante ni guitarra, cuesta 80 euros. Lo sé… lo sé, es un gasto casi necesario. Pues a menos que ya vayas preparado para invertir el equivalente a 80 botellas de vino del supermercado en un viaje de estos solo por cumplir el capricho, tienes la opción de compartir el bote con otras 5 personas y así reducir el costo, pero la verdad es que pierde su toque.

¿Qué hice yo? Pues compré un ticket de transporte público en remate a una turista rusa que ya no lo necesitaba, y sustituí mi paseo en góndola por una vuelta en ferry alrededor de la ciudad. Me encantó.

 

5 consejos para una venecia low cost

 

Bonus:

No es exactamente un tip de ahorro, pero es algo que estoy seguro te sucederá, y es que si vas comiendo cualquier cosa por la calle, un helado o una galleta, le terminarás invitando una buena parte de lo que sea que tengas a la infinidad de palomas que se acercarán para acosarte. Si pensabas que los vendedores de chucherías en las calles de París o Milán eran persistentes, o si los comerciales de campañas políticas en tu país son agobiantes, pues más te vale que estés preparado, porque las palomas no se irán hasta haberte acabado.

 

5 consejos para una venecia low cost

 

Esto que les cuento es lo que pude aprender en mi experiencia, a mí me resultó útil pero sé que todos tenemos distintas formas de viajar. No digo que no coman en un restaurante bonito, háganlo, es una experiencia extraordinaria y de verdad te sientes como en una película, yo también lo hice y vale la pena aunque sea una vez.

Reducir costos mejora el presupuesto para extender tus días en algún destino; no está de más aplicar por lo menos un par de estos consejos en tu viaje, pero si tú eres de los que les gustan los lujos entonces el único consejo en este artículo para ti es el de las palomas.

Insisto, Venecia es un lugar hermoso y si visitas el viejo continente no puedes dejar de ir.

 

5 consejos para una venecia low cost

 

5 consejos para una venecia low cost

 

5 consejos para una venecia low cost

 

Si leíste todo este artículo, te lo agradecemos de corazón. Si nos quieres ayudar a compartirlo, te mandamos un abrazo colectivo digitalmente por el espaldarazo que nos acabas de dar. Siempre es bueno recibir cariño mientras viajas, aunque no se esté en el mismo lugar.

 

Si quieres seguir nuestras aventuras diarias, vamos que tenemos más por aquí: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Youtube y también puedes suscribirte a nuestro delivery de artículos ¡abrazo mochilero!

 

Get Free Email Updates!

Signup now and receive an email once I publish new content.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.


Todo lo que necesitas saber para entrar a Europa

Todo lo que necesitas saber para entrar a Europa por primera vez

Todos queremos ir a Europa por lo menos una vez en nuestras vidas. Como latinos nos gustaría conocer el 'Viejo continente' y desde hace unos meses este es más fácil de realizar para peruanos y colombianos debido a la exoneración de la visa de corta estadía para la región Schengen. Sin embargo, ya seas peruano, argentino o de cualquier otro país sudamericano hay ciertas reglas que debes cumplir y documentos que presentar para poder ingresar a este territorio, y debes ser cuidadoso para que no te den media vuelta y te digan “Ahorita no, joven”.

 

Como-viajar-sin-visa-a-Europa-The-Borderless-Project

 

En este artículo te contaré todo lo que necesitas saber y te daré algunos datos que pude recoger en mi experiencia, así que... ¡ponte tus gafas y presta atención!

 

¿A qué países puedo entrar?

Si eres peruano o colombiano la respuesta es: A muchos. Mejor te digo a los que no puedes:

Inglaterra y todo el reino unido (ahora con menos razón por el Brexit). El Reino Unido, incluye además la nación de Gareth Bale (Gales), Escocia e Irlanda del Norte, aunque para la otra Irlanda (la Irlanda a secas) también necesitarás solicitar una visa a pesar de no ser parte de la Gran Bretaña.

Hay otros países que no forman parte de la región Schengen pero que usualmente no piden visa para ingresar. Estos son: Andorra, Bulgaria, Chipre, Ciudad de Vaticano, Croacia, Mónaco, Rumania y San Marino. Sin embargo, antes de enrumbarte a la frontera es mejor que consultes el caso ya que puede variar dependiendo de tu nacionalidad.

Si eres argentino, chileno, paraguayo o uruguayo pueden ingresar a cualquiera de los países de la UE (incluso el Reino Unido o Irlanda).

 

Lee más de Europa: 10 cosas que no te cuentan para viajar por Europa

 

¿Cuánto tiempo puedo estar?

La visa de turismo de corta estadía (de la que estás exonerado) te permite permanecer dentro de este territorio durante 90 días (3 meses) en un lapso de 6 meses. ¿Qué quiere decir esto? Pues que no te puedes pasar de listo y salir para volver a ingresar al día siguiente.

 

Ljubljana,-Eslovenia-Como-entrar-a-Europa-sin-Visa-y-no-fallar-en-el-intento
Foto por Rodrigo Villacorta

 

Pongamos un ejemplo: Si sales de viaje por dos meses, digamos todo febrero y marzo, y luego regresas a tu país, aún podrías volver por un mes en julio. Si te gustó el viaje y quieres volver pronto ese mismo año solo podrías permanecer hasta dos meses entre agosto y diciembre, ya que en el lapso de seis meses entre julio y diciembre estarías utilizando tus tres meses disponibles. Más claro ni el agua.

Si eres argentino, chileno, paraguayo o uruguayo puedes permanecer hasta seis meses en el territorio del Reino Unido en el lapso de un año.

 

¿Qué debo presentar en el puesto de migraciones?

La documentación no es nada difícil de conseguir. De hecho a mí me tocó viajar en las dos épocas (en la que se necesitaba visa y en la que no) y les puedo decir que es una bendición el ahorrarse tanto trámite y burocracia, además del costo. Necesitarás lo siguiente:

Pasaporte: Si obviamente pasaporte, aunque este debe ser el biométrico o en todo caso, si es el mecanizado, este debe ser emitido antes de julio del 2016 y debe vencer como mínimo seis meses después de tu fecha de retorno.

Pasaje de vuelta: Debes llevar también tu boleto de vuelta impreso para demostrar que vas a volver antes de los tres meses que tienes como límite.

 

Estadía: Sí, quieren saber hasta dónde te vas a quedar. Para esto tienes dos opciones: La primera es presentar tus reservas impresas del hotel u hoteles donde te hospedarás, y estas deben cubrir por lo menos el 80% de tu estadía. Si no estás seguro de las fechas en que visitarás cada destino puedes hacer reservas gratuitas a través de Booking.com o la página de la cadena Generator Hostels. Eso sí, si no las utilizarás no olvides cancelarlas con 4 días de anticipación por lo menos para que no te cobren la penalidad. La segunda opción solo aplica si tienes algún amigo o familiar en el destino. Este puede presentar una carta de invitación en la comisaría de su localidad alegando que permanecerás en su residencia durante tu viaje.

 

Louvre,-Paris,-Francia-Como-viajar-sin-visa-a-Europa-The-Borderless-Project
Foto por Rodrigo VIllacorta

 

Sustento económico: Demostrar que tienes suficiente bolsa de viaje y no te quedarás pidiendo limosna en las plazas. Eso sí, ten cuidado al llegar a tu destino y guarda el dinero en algún lugar seguro. Si no me crees puedes leer mi post “10 cosas que no te cuentan para viajar a Europa”. Normalmente lo que sustentes debería ser mínimo 75 euros por día, pero no es que se pongan rígidos en este tema. Puedes presentar también los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito (sólo si es que son de ayuda).

Seguro de viaje: Importantísimo. Si no lo tienes no te dejarán pasar. Este debe cubrir por lo menos 30 mil euros. El costo de este varía según la cantidad de días de tu estadía, pero para darte una idea aproximadamente cuesta 100 dólares por mes y lo puedes comprar en cualquier agencia de viajes.

 

Y llegó el momento de la entrevista

Antes del viaje, en el aeropuerto de tu ciudad, generalmente hay un supervisor que te pregunta si tienes los papeles y te los pide para revisar. Él no te hará ninguna pregunta, sólo lo hará con el fin de ayudarte y saber que te irá bien.

Cuando vuelas en KLM usualmente tu entrada será por el aeropuerto de Amsterdam, y en mi experiencia te puedo decir que es algo bueno porque las personas de migraciones suelen ser amables y más flexibles. En un viaje anterior llegué al aeropuerto de barajas, en Madrid, y el señor de control de migraciones fue un poco más rudo (por decirlo de alguna manera) en sus preguntas.

 

Viajar sin visa a europa sin fallar en el intento
Foto por Rodrigo Villacorta

 

Al llegar al puesto usualmente te pedirán los documentos y te harán preguntas sobre tu viaje, tan simples como “¿Por qué viajas?” o “¿Qué sitios visitarás?” a pesar de que lo están viendo en tus reservas. No te pongas nervioso, relaja. Keep calm and go to migraciones. Eso sí, pon tu cara de buena gente y responde todo, recuerda que son ellos los que cortan el bacalao.

Este control solo te lo harán una vez y será en el aeropuerto de entrada a la región Schengen, es decir, si tu vuelo es para Barcelona con escala en Amsterdam el control solo te lo harán en Holanda. Una vez que pases el puesto de migraciones eres libre de correr, saltar, llegar a tu destino, quedarte de ilegal y nunca más volver a tu país. I’m just saying.

Como ves no es nada difícil, solo es cuestión de saber cuales son tus límites y qué documentos presentar. Por lo demás ni te preocupes que si llevas los papeles que menciono líneas arriba no tendrás ningún problema, a menos que lleves sustancias ilegales y el perro antidrogas se vuelva loco contigo.

Ahora sí ¡A la aventura!

 

Si leíste todo este artículo, te lo agradecemos de corazón. Si nos quieres ayudar a compartirlo, te mandamos un abrazo colectivo digitalmente por el espaldarazo que nos acabas de dar. Siempre es bueno recibir cariño mientras viajas, aunque no se esté en el mismo lugar.

 

Si quieres seguir nuestras aventuras diarias, vamos que tenemos más por aquí: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Youtube y también puedes suscribirte a nuestro delivery de artículos ¡abrazo mochilero!

 

 

 


Todo lo que necesitas saber para entrar a Europa

10 cosas que no te cuentan para viajar por Europa

Muchos de los viajeros tenemos el sueño de algún día mochilear por el viejo continente: pasear por las antiguas y tradicionales calles de Amsterdam, las multiculturales ramblas de Barcelona o los poéticos pasajes de París.

 

10 cosas que no te cuentan para viajar a Europa - Rodrigo Villacorta

 

Hace un tiempo enrumbé con ese sueño, quise conocer la otra cara del mundo y salí decidido a regresar con la maleta llena de experiencias e historias que contar, sin saber que el destino me deparaba exactamente lo mismo pero con un camino ligeramente distinto al que yo había planeado. Aún no sé si agradecerle o maldecirlo por eso.

 

Más por aquí: Cómo usamos Google Maps para mochilear

 

Apenas arribé al aeropuerto de Barajas en Madrid sucedió algo que cambiaría todo lo que había programado para mi recorrido europeo: me robaron todo el dinero que había llevado como bolsa de viaje. Podríamos atribuirlo a un descuido mío o quizás mala suerte, pero no es eso lo que vamos a discutir aquí, voy a relatar las experiencias que me parecen necesarias compartir para facilitar tu viaje y, en mi caso, poder sobrevivir durante los siguientes 25 días sin convertirlos en un martirio.

 

Al final lo disfruté, tal vez más de lo que lo hubiera hecho de no tener ese “pequeño incidente”, definitivamente gracias a algunos amigos que tengo por allá y con mucha fuerza de voluntad, pero sobretodo hay que tener en cuenta estas 10 cosas que pueden ayudarte a facilitar tu viaje (sobretodo en algún caso de emergencia):

 

1- Cuidate de los gitanos

Puede sonar un poco despectivo, y a pesar de que no es eso lo que deseo promover, es sabido que en casi toda Europa son los gitanos los que más generan conflictos, roban (probablemente me tocó uno de ellos a mí) y usan artimañas para engañar a la gente. No quiero decir que todos lo son, pero si tienes un amigo europeo (especialmente de España o Italia) puedes preguntarle.

 

2- En Barcelona hay WiFi gratis

En la mayoría de las principales ciudades de Europa puedes encontrar WiFi abierto al público mientras caminas por la calle en avenidas o parques principales, pero en todas ellas necesitas tener una línea de telefonía móvil de ese país para poder conectarte a su señal excepto en una: Barcelona. Esta mágica ciudad al parecer no ha sido sometida por el egoísmo de la conectividad privada, y el gobierno de la comunidad se apiada de todos los viajeros que obligados a mantener nuestros celulares en modo avión buscamos nuestra pequeña dosis de realidad a través de Facebook o Whatsapp.

 

Barcelona, Parque de la Ciudadella - Rodrigo Villacorta
Barcelona, Parque de la Ciudadella - Foto por Rodrigo Villacorta

 

Para conectarte solo debes registrarte en las redes abiertas que se encuentran en las principales zonas turísticas de la ciudad.

 

3- Guarda un euro para el baño

Antes de viajar creí que el cobrar por el uso del baño era algo exclusivamente latino hasta que llegué a París. En Amsterdam lo mismo y en Italia ni qué decir. Así pues, ante cualquier emergencia es mejor siempre guardar su moneda de la suerte, o leer lo que viene.

 

4- Siempre ubica un McDonalds

Para los dos puntos anteriores existe una solución: El restaurante de nuestro buen amigo Ronald. Y es que (bueno, dadas mis circunstancias) saber que hay un punto en la ciudad en donde puedes encontrar WiFi y servicios higiénicos gratis es la gloria. Estos locales sirven como lugar de referencia si es que deseas encontrarte con alguien, o puntos de conectividad para comunicarse con el mundo exterior, obviamente si no utilizas tu plan de datos.

 

Si eres millonario y puedes utilizar tu servicio roaming, go ahead. Ser pobre es más divertido.

 

5- Los franceses solo hablan francés

Puede sonar un poco estúpido, pero sí. Yo soy una persona que habla tres idiomas (español, inglés e italiano) los cuales me sirvieron para defenderme en todos los destinos de mi aventura, excepto en Francia.

 

Torre Eifeel y la Luna Rodrigo Villacorta
Torre Eifeel y la Luna -Foto por Rodrigo Villacorta
Otra vista de la torre Eiffel - Foto por Rodrigo Villacorta
Otra vista de la torre Eiffel - Foto por Rodrigo Villacorta

 

Aún recuerdo cuando entré a una tienda en un grifo, tenía mucha hambre y no estaba seguro de que podía comer. Me dirigí hacia el hombre que atendía, quizás de unos 50 años, muy serio, y le pregunté inocentemente “You speak english?” Él me miró con desprecio y haciendo aún más duro su rostro movió la cabeza y dijo en tono alto un seco “No”. A pesar de su actitud quise seguir intentando, de verdad tenía hambre… -“¿Español?” - “No”, -”Italiano” -”No”. Su mirada luego del tercer “no” fue como un “ya vete y deja de molestar”. Salí con hambre de ese grifo y continué mi camino. Luego entendí que a diferencia de Holanda, Alemania e Italia, los franceses solo hablan su idioma y que muy pocos, quizás solo los que trabajan en turismo o viajan mucho, están interesados en aprender uno nuevo.

 

6- Cuidado con los “Ayudantes” del metro en Italia

Fue curioso llegar a Milán y que al tratar de comprar los tickets del metro la misma máquina expendedora de boletos emita una voz que diga “Cuidado con los carteristas”. La primera vez no sé si no lo creí o no le tomé importancia y seguí con mi proceso de compra, cuando de pronto una mano ligera aparece por la derecha, presiona una serie de botones y ejecuta mi compra. Luego caen 50 centavos de vuelto y la misma mano ágil entra en ese pequeño depósito y los toma. Alzo la mirada, un señor viéndome seriamente sostiene la moneda en alto y me pregunta en español “¿Me das?” Si no me hubieran robado en Madrid, quizás se la daba, pero 50 centavos valían oro para mí y me negué. El señor prácticamente me tiró la moneda y se fue probablemente a seguir “ayudando” a otros viajeros. Desde entonces antes de comprar un ticket del metro siempre volteé para asegurarme de que no haya nadie cerca.

 

7- Los mapas cuestan

Así como lo oyes (o lo lees). Antes de visitar un destino trata de descargar por lo menos un mapa de calles y un mapa turístico de la ciudad en tu celular. Es cierto que en los centros de información turística los mapas pueden costar solo entre uno y dos euros, pero también te evitas la cola (que usualmente es larga) para poder comprarlos.

 

Amsterdam, Holanda - Rodrigo Villacorta
Amsterdam, Holanda - Rodrigo Villacorta

 

8- Una manera económica de viajar

Mucho se dice que viajar en tren por Europa tiene su toque mágico (a menos que seas judío y hayas visto La lista de Schindler), y la verdad que lo tiene, pero si hablamos de economía pues hay otras maneras de viajar con menos dinero: Caminando y corriendo (es broma). Mi medio favorito es el avión, lo considero el más económico y obviamente el más veloz. Un vuelo entre ciudades de distintos países puede costar hasta 20 euros. Pero siempre recomiendo tomar por lo menos un par de viajes por tierra, para lo cual existen otras dos formas: Por bús, que dependiendo del país un viaje interprovincial puede costar entre 3 y 30 euros; y el servicio de blablaCar. Este último no lo pude utilizar, pero me lo recomendaron bastante. Básicamente consiste en un servicio en el que la gente comparte asientos en su auto para llegar a un destino. Se oye interesante y para mi próximo viaje lo probaré.

 

Holanda-calle-de-amsterdam
Explorando Amsterdam, Holanda - Foto por Rodrigo Villacorta

 

9- Las colas en la Torre Eiffel

Si tú creías que las colas para comprar leche en la época de Alan García eran lo peor, o si te quejas de esas filas para ser atendido en el Banco de la Nación, pues no sabes lo que es el terror y la desesperación.

 

Torre Eiffel al amanecer - Rodrigo Villacorta
Torre Eiffel al amanecer - Rodrigo Villacorta

 

Llega temprano, si puedes a las 7 am, no lleves una mochila muy grande porque te la van a abrir, ni botellas de vidrio u objetos punzocortantes, porque te van a retrasar y te los van a quitar.

 

10- No querrás salir de ahí

Europa encanta por mil motivos. Un solo viaje no es suficiente para recorrer sus míticas ciudades, esas que te pueden transportar rápidamente siglos atrás (si no me crees, deberías visitar Florencia en Italia) o de esas otras que combinan lo tradicional con lo moderno. Su gente (en muchos casos) es muy educada, incluso en Madrid, donde por su tono de voz parece que te fueran a pegar, te das cuenta de que así es su forma de expresarse y que las personas de cada lugar tienen su propio estilo, pero siempre terminan siendo muy amables y solidarias, siempre y cuando tú lo seas con ellos.

 

Italia Cinque-terre - Rodrigo Villacorta
Cinque Terre, Italia - Foto por Rodrigo Villacorta

 

Amsterdam---Vondelpark
Vondelpark, Amsterdam, Holanda - Foto por Rodrigo Villacorta

 

Rio-sena, Francia - Rodrigo Villacorta
Rio Sena, Francia - Foto por Rodrigo Villacorta

 

Esto que les comento, son 10 cosas que debes saber, o hubiera querido saberlas, antes de emprender la aventura hacia el viejo continente. Consejos de este amigo que lo vivió y que te pueden ayudar en casos de emergencia o que te ayudarían a ahorrar tiempo y dinero.

 

Si leíste todo este artículo, te lo agradecemos de corazón. Si nos quieres ayudar a compartirlo, te mandamos un abrazo colectivo digitalmente por el espaldarazo que nos acabas de dar. Siempre es bueno recibir cariño mientras viajas, aunque no se esté en el mismo lugar.

Si quieres seguir nuestras aventuras diarias, vamos que tenemos más por aquí: FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y también puedes suscribirte a nuestro delivery de artículos ¡abrazo mochilero!