Es la misma pregunta que yo me hacía hace 6 años cuando comencé a viajar: ¿Cómo hacer para que mi dinero se estire mágicamente?. Recibo preguntas a diario de cómo hago para viajar, si no me da miedo viajar, es mejor viajar solo o en grupo, pero ninguna pregunta se ha repetido tantas veces como esta: ¿Cómo hago para viajar más con el mismo presupuesto?

 

 

Es normal gastar en cosas innecesarias cuando comenzamos a viajar, leemos mucho sobre las cosas que no debemos hacer, pero igual las hacemos. Llegamos al final del viaje comiendo arroz con atún, huevo con papas fritas y cualquier cosa que cueste menos de un dólar. No los culpo, lo hice miles de veces, y fue el arroz con atún más rico de mi vida luego de la experiencia vivida, déjenme decirles que, valió la pena totalmente. Sin embargo, no siempre tenemos que terminar los viajes así.

Cuando le cuento a las personas que conozco mientras viajo que llevo 6 años viajando (3 de los cuáles los llevo sin parar) piensan automáticamente que soy una persona con una cuenta bancaria de 5 cifras. Error. Como lo he mencionado antes, existen muchas maneras de viajar, y yo, personalmente, he desarrollado un estilo de viajar muy particular que me permite viajar por más tiempo de lo planeado con un presupuesto no tan robusto. Y ahora, voy a compartir con ustedes mis más grandes consejos de viaje para que puedan estirar su presupuesto viajero en cualquier situación y no tener que comer (siempre) arroz con huevo al final del viaje. (aunque sea delicioso)

La regla del 50/50

La idea de ser totalmente flexible a la hora de viajar es genial: no gastas mucho tiempo armando planes, fluyes con la gente que vas conociendo, te mueves sin contratiempos, es una manera exquisita de viajar. Aunque no lo descarto totalmente, siempre aconsejo planear el 50% del viaje antes de salir de casa, y planear no significa reservar hoteles y tours de antemano. Cuando comenzamos a planificar nuestro viaje, debemos comenzar a trazar la ruta a seguir (a grandes rasgos), así podemos sacar nombres tentativos de hostels o albergues para hospedarnos una vez que lleguemos al lugar.

¿Por qué usar el 50/50?

Imagina que te vas a mochilear a Europa por 3 meses. Ya tienes tu ruta establecida y las ciudades que quieres visitar, por impulso y seguridad, reservaste todos los tours y alojamientos a lo largo del camino, no dejaste ni un gramo para el error. Llegas a tu primer destino, te encanta, sigues moviéndote entre ciudades y comienzas a conocer gente, este viaje se pone bonito. Sigues explorando la ciudad con ese grupo de amigos de conociste, todos de la misma edad y con las mismas ganas. Al día siguiente te tienes que ir, ya reservaste el hotel en la otra ciudad y no quieres perder esos 50 dólares de la noche. Mientras tanto, tus nuevos amigos deciden quedarse una noche más a disfrutar de la ciudad, uno de ellos te invita a quedarse en su hotel ya que tiene una cama para huéspedes, perdiste la oportunidad de ahorrar una noche, y seguir disfrutando la ciudad con nuevos amigos.

Vas a conocer gente en todos los viajes que hagas, salvo pequeñas coincidencias, no todos tienen el mismo plan, y si somos flexibles, será mucho más sencillo fluir con los nuevos planes. Planear un viaje a la perfección es estupendo cuando vamos por 15 días o un mes. Si vas a viajar 2 meses o más, te recomiendo pegarte a este 50/50 que siempre me ha funcionado de maravilla.

 

Ser voluntario

Por años, el voluntariado ha sido el as bajo la manga de todos los viajeros que quieren quedarse por largas temporadas en algún lugar especifico sin tener que gastar tanto dinero, y además, ayudar y aprender en el camino. En la actualidad, existen diferentes páginas web que conglomeran personas afines a esta idea.

Un par de veces, he planificado mi ruta entera dependiendo del voluntariado que encontraba, de esta manera, sabía que iba a ahorrar en casa, y tal vez comida, y además llevarme una experiencia diferente del lugar que estás visitando. El voluntariado me ayudó a conocer lugares que jamás pensé conocer en mi vida, y entender el país de una manera diferente de la mano de un local.

Si quieres hacer que tu dinero te dure mucho más durante tu viaje, ser voluntario es una manera positiva de hacerlo. Existen muchas maneras de encontrar voluntariado: Escribiendo directamente a los lugares que te interesan trabajar, o pagando una membresía en estas plataformas que conglomeran todas las oportunidades a nivel mundial como Workaway, Helpx, Woofing o Worldpackers. Hablaré de estos sitios webs con mayor detalle en otro artículo.

 

Hacer Couchsurfing

No quiero decir que todos conocen esta plataforma. Couchsurfing es una página web que permite compartir experiencias entre viajeros mediante un couch (o un espacio) compartido. Si durante tu viaje tienes el sueño de hacer buceo en Indonesia, pero hacerlo destruiría tu presupuesto, ¡no tienes que descartarlo por completo!. Puedes hacer todo lo que quieras durante tu viaje si acomodas tu presupuesto.

Una de las gastos más altos que vamos a tener durante el viaje es hospedaje. Si calculas 7 dólares diarios durante dos meses, son más de 400 dólares que nos estamos gastando sólo en dormir. Una alternativa natural de hospedaje para aquellas personas que quieren compartir su experiencia, y a la vez, no gastar, es Couchsurfing.

Alrededor del mundo existen personas dispuestas a hospedarte a cambio de tu buena onda cultural. Antes de pedirle a alguien que te hospede en su casa, elabora un mensaje, lee sus referencias, mira sus fotos y toma tu decisión. Es importante leer el perfil del host antes de pedir couch. Si logras hacer CS por 10 días en diferentes lugares, estarás ahorrando aproximadamente 70 dólares, y este dinero lo puedes usar para cumplir tu sueño de bucear en Indonesia.

 

Anotar tus gastos

Es impresionante de las cosas que te das cuenta al anotar tus gastos religiosamente. Hacer seguimiento de tus gastos te ayuda a ver el panorama de lo que gastas de una forma totalmente nueva. Es como un asesor financiero. Te cuenta, te dice, te muestra lo que estás gastando, y cuánto estás gastando.

Entender en lo que estás gastando es el primer paso para ahorrar antes del viaje, y durante el viaje. Puedes configurar un presupuesto diario por país y así ordenar tus gastos de acuerdo al dinero que llevas. Créeme esto, al principio es aburrido y cansado, eso de anotar cada gasto hecho durante el viaje. Pero una vez que te acostumbras a hacerlo, tus viajes se van a hacer más largos y placenteros.

La aplicación que yo uso para seguir mis gastos durante mi viaje es Trail Wallet, y creo que solo está para IOS. La app es super simple, el diseño es fácil de entender y la manera de usarlo es sencillo. Puedes agregar países y diferentes monedas, configurar presupuestos diarios y generar reportes de tus gastos. Así sabrás si tienes que cortarle a la fiesta esta semana o puedes comerte ese sushi que tanto querías.

Reducir la fiesta (o el alcohol)

Es así. Cuando comencé a seguir mis gastos noté que el alcohol ocupaba una porción grande de mi torta de gastos, y no debería serlo. No estoy en contra de la diversión, de hecho, me gusta mucho la fiesta, pero si queremos que nuestro dinero nos dure más durante el viaje, debemos bajarle la intensidad a nuestras revoluciones juerguísticas (no creo que exista esta palabra).

Al reducir mis salidas nocturnas a la semana, mi presupuesto para gastar en otras cosas se incremento notablemente haciendo posible realizar otros tours o hacer otras actividades durante el viaje.

 

Viajar de noche

Es un clásico mandamiento del mochilero: Si quieres ahorrarte una noche de hotel y moverte a otra ciudad, debemos tomar los buses de noche. Generalmente son un poco más caros que los buses de día, pero tienen dos ventajas: La primera es que te ahorras una noche en la siguiente ciudad donde te dirijas, y la segunda es que no pierdes el día viajando en el bus.

Siempre asegúrate de leer comentarios sobre la empresa de buses donde vas a viajar: En Tailandia es conocido por los turistas que hay personas en la cajuela del bus donde van las mochilas que sustraen pertenencias de las mismas. Otro consejo es llevar algo para taparte los oídos y una mantita por si el aire acondicionado está prendido toda la noche.

 

Autostop (tirar dedo)

Personalmente lo hice una vez, y me fue muy bien. No puedo hablar extensamente sobre este tema ya que no lo conozco muy bien. Conocí mucha gente que viaja de esta manera y me contaron historias sacadas de películas de ficción. Si haces dedo durante tu viaje, estoy seguro que vas a ahorrar grandes cantidades de dinero que podrás usarlo en otras cosas.

Tanto Couchsurfing como el Autostop van a requerir cierto grado de valentía a la hora de comenzar, no estamos diseñados para confiar en desconocidos. Felizmente, este prejuicio se nos borrará inmediatamente después de la primera experiencia que tengamos haciendo una de estas cosas durante nuestro viaje.

 

Viajar despacio

No mucha gente lo puede hacer por el corto tiempo que tiene disponible para viajar. Queremos conocer lo más que podamos en ese mes de vacaciones que tenemos del trabajo, esto nos va a generar gastos extras ya que debemos movernos rápido. Si este no es nuestro caso, y tenemos todo el tiempo del mundo para viajar, te recomiendo que lo hagas despacio: Mientras más rápido te muevas, más dinero vas a gastar.

Si nos quedamos dos semanas en un lugar, puedes arreglar con el dueño del alojamiento donde te estás quedando para tener un descuento por el tiempo de estancia. Asimismo, puedes encontrar maneras de hacer dinero mientras estas en ese lugar, y así agrandar tu presupuesto de viaje.

 

Viajar acompañado o en grupo

No es para todo el mundo. Yo he viajado de las dos maneras: Solo y en grupo. La gran ventaja de viajar con pareja o en grupo es los precios: Todo se reduce al negociar precios al por mayor. Esto se aplica a comida, alojamiento, tours, etc.

Si estás viajando solo, te recomiendo juntarte con más personas a la hora de reservar un tour. Si van en grupo pueden negociar un precio mucho menor, y así todos ganan.

 

Como lo has leído. Existen diferente maneras de ahorrar unas monedas mientras viajas, no siempre tenemos que gastar el presupuesto establecido para el viaje, si nos sobra dinero, eso lo podemos sumar para la alcancía de nuestro siguiente viaje. Como lo puedes ver, cumplir tu ansiado sueño de viajar no siempre se centra en ahorrar dinero para el viaje. también tiene mucho que ver las decisiones que tomamos durante el mismo.

Si no hubiera puesto en práctica todo lo que he escrito arriba, quizá ahora no estuviera viajando. Depende de nosotros y solo de nosotros cumplir todos nuestros objetivos planteados, y si tomamos las decisiones adecuadas durante ese recorrido, ese sueño de viajar por siempre se puede alargar indefinidamente, de nuevo, sólo depende de ti.

¿Tiene sentido?, todo esto lo aprendí durante mis viajes. Espero que este artículo te ayuda y sirva durante tus viajes, ahora quiero que me cuentes que decisiones has tomado que te han ayudado a estirar tu presupuesto. Cuéntame en los comentarios algún secreto que te ayuda a mejorar el rendimiento de tu dinero durante tus viajes, ¡abrazo mochilero!