Este tranvía viene recorriendo las calles de San Francisco desde hace más de 100 años, es reconocido como el único hito histórico nacional movible en Estados Unidos y es una de las bellas experiencias que debes hacer una vez que llegues a San Pancho. La primera vez que me subí fui tan feliz que los 30 minutos que dura el recorrido se sintieron muy cortos. Pero antes de que tomes este pequeño carrito, necesitas saber algunas cositas para que tomes la línea correcta y saber qué hacer después de llegar a la meta.

 

Como tomar el famoso tranvía de San Francisco

¿Cuántas líneas existen?

Solamente 3, y nosotros, principalmente, nos vamos a concentrar en una: Hyde & Beach, porque esta es la que debes tomar si quieres tener las mejores vistas de San Francisco en tu recorrido. De todas maneras no quiero olvidar mencionar las otras dos líneas que circulan por la ciudad, y en el siguiente enlace podrás encontrar el recorrido de cada línea perfectamente detallado.

 

GIF por https://www.sfcablecar.com/routes.html

Esta imagen animada representa perfectamente lo que es el recorrido de cada línea:

Powell/Hyde: Es la que recomendamos tomar, y es la línea roja que está más a la izquierda de la imagen. Termina en la plaza Ghirardelli muy cerca de Fisherman Wharf. Luego vamos a detallar mejor esta línea. 

Powell/Mason: También va de sur a norte (y viceversa). Parte desde el mismo lugar que la anterior línea, aunque tiene un recorrido ligeramente diferente. Tanto esta línea como la anterior, terminan cerca del punto turístico llamado Fisherman Wharf.

California Line: Es la menos solicitada por los turistas. Va de este a oeste (y viceversa). Esta es la línea donde vas a encontrar más locales que turistas a bordo, y la razón es su recorrido: no te lleva a muchos puntos turísticos, pero si sirve para movilizarse dentro de la ciudad.

 

¿Cuál es la mejor línea del tranvía?

No tomé las otras dos para poder hacer una comparación real, pero, por lo que escuché, leí, y por propia experiencia, la línea Powell/Hyde es mi preferida.

 

La línea Powell/Hyde

Cuando decidimos pasear por la ciudad a bordo de este pedazo de museo andante, se nos vino a la cabeza la primera pregunta: ¿qué línea tomar?. El año pasado, en mi primera visita a la ciudad de San Pancho, recuerdo perfectamente habernos topado con el Cable Car Museum, donde tuvimos la suerte de ser asesorados por un italiano, de aspecto bonachón, que nos sugirió tomar esta línea (tenía más de 15 años trabajando en el lugar, sabía lo que decía).

Y creo saber por qué todos presumen de la belleza del viaje de esta línea.

 

Como tomar el famoso tranvía de San Francisco
Pasas por hermosas callecitas en tu camino al mar.
Como tomar el famoso tranvía de San Francisco
Tienes la opción de bajar en la famosa Lombard Street. Además, si tienes suerte, puedes ver el Golden Gate Bridge.

 

No sólo él, en muchos fotos y blogs en internet puedes leer como, el 90% de ellos, recomiendan altamente tomar esta línea en vez de las otras dos. Pero vayamos al tema del título de este artículo:



¿Cómo tomar el tranvía?

Como lo pudiste ver en el gráfico anterior, la linea Powell/Hyde y Powell/Mason recorren la ciudad de sur a norte, y elegir donde comienzas tu recorrido depende de cómo quieres terminar tu día: comiendo y paseando en Fisherman Wharf (junto al mar), o paseando y comprando en el centro de la ciudad. Yo hice el viaje de sur a norte, empezamos nuestra aventura en la parte sur de la ciudad, exactamente entre la calle Powell y O’Farrell, justo a una cuadra de la avenida principal llamada Market.

El recorrido oficial empieza en la intersección de Powell St con Market Ave. Esta es la última parado del tranvía y es donde da la vuelta para empezar el siguiente viaje.

Si quieres ubicarte mejor, está al lado de la estación Powell de BART. Aquí comenzará tu aventura a bordo del tranvía, ahora solo te falta abordar y disfrutar del camino.

 

¿Cuánto tiempo me voy a demorar en subir?

Esto va a depender del día que lo tomes, y el lugar desde donde lo hagas. A lo largo del recorrido existen más de 20 paradas hasta llegar al destino final, y en cada parada, dependiendo la cantidad de personas que haya en el trensito, cualquier persona puede subir. Nosotros fuimos un domingo y lo tomamos desde el centro de la ciudad hacia Fisherman Wharf, y demoramos una hora para lograr subir al tranvía en la posición que queríamos (esto lo explico después).

Naturalmente, sábado y domingo son los peores días para subir al tranvía si quieres hacerlo de forma rápida. Los días de semana son mucho más tranquilos y hay menos peleas por personas que se quieren meter en la fila. Al final del artículo doy un par de consejos que te ayudarán a esperar menos en la fila.

 

¿Cómo pago y cuánto cuesta?

Lo más fácil es tener efectivo y pagar una vez que estás arriba del tranvía. También existe la opción de comprar el boleto por internet, aquí esta la página. El costo por persona es de 7 dólares, y normalmente el gripman (es como el cobrador) tiene cambio encima.

Y si quieres pasear todo el día en el tranvía, y recorrer la ciudad de esta manera: puedes comprar el pase diario que cuesta 21 dólares que te permite subir y bajar en cualquier momento.

 

¿Vale la pena el pase diario?

Si quieres explorar la ciudad subido en uno de estos carritos por el resto del día, vale la pena totalmente. No solo vas a ahorrar (no vas a pagar 7 dólares cada vez), si no que estarás viajando arriba de un museo rodante por el resto del día. Recuerda que es uno de los pocos tranvías en el mundo que siguen funcionando con normalidad, ¡y tú tienes la posibilidad de estar arriba por un día entero!

Pero si estás con un presupuesto más ajustado y no tienes mucho tiempo: tomar el bus es la opción a elegir.

 

 

Como tomar el famoso tranvía de San Francisco
Final del recorrido: Fisherman Wharf

¿Qué es el CityPass?

Es una maravilla que te ayudará a pasear por la ciudad y entrar a sus principales sitios turísticos por un precio mucho más cómodo. Actualmente cuesta 89 dólares (puedes ver aquì el precio actual) y te permite tomar por tres días consecutivos el tranvía + el histórico MuniMetro (es un bus muy antiguo que recorre el centro de la ciudad), además entrar a 4 o 5 puntos museos en San Francisco.

Hablaré de este CityPass en otro artículo de manera extensa, y detallada.

 

 Recomendaciones generales

  1. No tomar el tranvía desde la calle Powell y Market, la fila es enorme, y si es fin de semana se vuelve peor.
  2. Si quieres comenzar el recorrido de sur a norte, como yo lo hice, lo mejor es que camines un par de cuadras hasta la calle O’Farrell (intersección con Powell). Ahí encontrarás una línea menos robustas y más fácil de digerir. Aunque pueda ser que tengas que esperar más de una hora para subir al cable car, estoy seguro que la espera será mucho menor que en la calle anterior.
  3. ¿De sur a norte o norte a sur?, la verdad, me gustó mucho terminar en el mar y descansar un poco del ruido del tranvía. No me imagino terminar en el centro luego del concierto que brinda el conductor con su campanita.
  4. Depende de ti darle propina al conductor. La última vez que subí, un turista francés cándidamente ofreció unos dólares al conductor, y este, con una sonrisa de frente, rechazó el dinero amablemente.
  5. Una vez que bajas del tranvía, y si no tienes un pase diario, vas a tener que pagar para subir de nuevo.
  6. Ir parado es la parte más divertida, pero solo se lo recomiendo a adultos responsables. Cuando estuve en la puerta del tranvía disfrutando de las vistas y tomando fotos, el conductor se detuvo agresivamente en una esquina haciéndome tambalear de izquierda a derecha, por un momento me asusté. Si decides ir parado y disfrutar del recorrido de esta manera, debes estar atento a estas paradas intempestivas. No lo recomiendo para niños.
  7. La mejor posición para ir parado es en la parte derecha del tranvía (a la mano derecha del conductor).
  8. Es obligatorio llevar consigo alguna chaqueta o buzo que cubra el cuerpo, el clima de San Francisco es bipolar y puede cambiar en cualquier momento.
  9. Los 7 dólares que pagas en el tranvía es para un solo sentido, si quieres volver al punto inicial donde lo tomaste, vas a tener que pagar el costo del boleto nuevamente.
  10. Si quieres evitar las multitudes, debes estar antes de las 9 de la mañana en el punto de partido, o de lo contrario, después de las 9 de la noche. En estos dos horarios no vas a encontrar muchos turistas esperando por subir al tranvía.
  11. Y si no te importa mucho cuál línea tomar (o las vistas al pasar), te recomiendo que tomes la California Line. Esta línea comienza (o termina) en la intersección de California St y Embarcadero (muy cerca de la estación de BART), y siempre hay espacio para cualquier transeúnte que quiera disfrutar de un viaje en el tranvía de San Francisco.

 

Si tienes alguna pregunta o duda sobre el carrito (así es como yo lo apodé), comenta este artículo e intentaré de responderte lo más pronto posible. Y si ya estuviste en San Fran y quieres aportar algo a la discusión, ¡también comenta debajo!