El título de esta publicación puede sonar utópico. De hecho, es menos de lo que gasto al mes en la ciudad donde vivo. Pero sí, es posible estar más de un mes por el viejo continente con este presupuesto, divirtiéndose y tomando casi todos los días, sacándole el provecho a cada euro que gastes.

 

como viajar barato por Europa

 

Antes que nada, hay un par de detalles importantes que resaltar:

El primero, está de más decir que no estoy considerando el ticket de avión, el cual puede salir por un precio similar, dependiendo de donde viajes. El segundo, que 800 euros es lo que gasté en mi última experiencia por este lado del mundo, que fue durante la temporada del mundial, y sí, estuve casi 3 semanas en Rusia, por ende todo pudo salir mucho más caro. A ti te podría ir incluso mejor.

 

Leer más: Todo lo que necesitas saber para entrar a Europa por primera vez

 

Los siguientes tips que te daré servirán desde el momento de planificar tu viaje hasta cuando estés en tu destino. Algunos implicarán un poco de sacrificio y mucha energía, pero si te consideras un ‘mochilero trotamundos experto’ esto será pan comido para ti. Desde dónde alojarse, cómo transportarse y qué comer, aquí van los consejos para un viaje con poco presupuesto por Europa:

 

Viaja con una maleta/mochila pequeña

Para viajar por un mes por el continente europeo no necesitas más que una carry-on o una backpack de 60 litros (esta segunda opción es aún mejor). Cualquier cosa mayúscula a eso es puro exceso, más aún si viajas en verano, que es cuando utilizas ropa más pequeña. Todos los hoteles, Airbnb y hostels ofrecen servicio de lavandería, por lo que no tendrás problemas. Usa la misma playera dos días seguidos, no pasa nada.

 

viajar con mochila pequeña

 

La principal ventaja es que no pagarás equipaje facturado en aerolíneas low-cost, las cuales utilizarás más de una vez. Te ahorrarás alrededor de 40 € por cada viaje. Además es mucho más cómodo para las largas caminatas por los destinos que visites.

Si no deseas cargar tu mochila, la mayoría de estaciones de tren o aeropuertos tienen un maletero donde las puedes dejar todo el día. El precio de este varía de ciudad en ciudad (de 2 a 5 euros).

 

Compra pasajes clave con tiempo

Es de conocimiento popular que comprar tickets con tiempo es mucho más económico, por lo que es una buena idea. Sin embargo, hay que tratar de mantener el itinerario abierto y flexible, por eso te recomiendo planear a grandes rasgos y con tiempo tu ruta y solo comprar los pasajes ‘clave’ de esta (ya sea por distancia o porque debes estar cierta fecha en tal lugar sí o sí).

Por ejemplo, te encuentras en Moscú y debes estar en Madrid el 20 de julio para tu vuelo de regreso. Entonces compras un pasaje de Berlín a Madrid (o de donde salga más barato) para el día anterior. Luego tu siguiente objetivo es llegar a Berlín de alguna forma. Si ves que los pasajes desde San Petersburgo a Varsovia están mucho más baratos, entonces puedes comprar ese trayecto para 5 o 7 días antes, eso te da tiempo para pasear por Varsovia, Cracovia o Praga por tierra, y es ahí que se compras los buses / trenes.

Mientras menos pasajes con anticipación compres tu viaje será más aventurero y entretenido. Hay que tratar de mantener un balance.

 

Toma buses o trenes en lugar de aviones

Este tip para viajar con poco presupuesto es muy importante.

Complementando el punto anterior, viajar por bus o tren en trayectos cortos es mucho más barato, además de que lo puedes hacer de noche y te ahorras el costo hospedaje. Esto es un ahorro significativo.

Incluso hay ciudades pequeñas, como Tallin, Cracovia o la misma Venecia a las que puedes llegar por la mañana, recorrerlas durante el día y tomar un tren de salida por la noche. Eso sí, trata de hacerlo al comienzo de tu viaje, cuando más energía tienes, ya que puede ser bastante agotador.

Yo hice la ruta Budapest – Varsovia – Vilna – Tallin, en la que solo pasé la noche en el primero de estos destinos. En Vilna, mi compañero de viaje y yo le pagamos 5 euros cada uno a un hostel para que nos deje ducharnos y dormir unas 3 o 4 horas durante el día. Así descansamos y recorrimos el centro de la ciudad durante la tarde.

 

Shawarma, tu mejor amigo

Están por toda Europa y es una de las mejores comidas que encontrarás en cuanto a la relación cantidad / precio. Los puedes encontrar desde 1.50 €, pero el costo varía dependiendo de la ciudad. Si estás en Rusia y viajas en tren, la sopa ramen es otra buena opción, ya que parte del servicio de estos trenes es agua caliente para beber. Balancea tu dieta con frutas para el desayuno.

Si viajas en grupo, y tu alojamiento te lo permite, cocina. Compartir el costo de alimentación es una excelente idea para ahorrar en tu viaje.

 

Leer más: 10 cosas que no te cuentan para viajar por Europa

 

Vino en el súper, tu verdadero mejor amigo

En la mayoría de ciudades europeas encuentras botellas de vino desde un euro en el súper, Así que podrás ponerte alegre sin gastar casi nada. Una lata de cerveza, por otro lado, la venden desde 30 céntimos (aunque te recomiendo que compres alguna un poquito mejor).

Hostels o Airbnb

Si viajas solo o sola, te recomiendo hospedarte en un hostel. Ahí podrás interactuar con otros viajeros que también vayan solos o en grupo. Si estás con tus amigos, un Airbnb puede ser también una alternativa, incluso más económica.

Trata de que tu alojamiento no esté tan cerca del centro, suelen ser mucho más caros, y si no, pues los restaurantes, bares y tiendas alrededor lo serán. Pero tampoco vayas tan lejos. Trata de calcular una distancia razonable, la que puedas caminar hasta la zona turística. Yo suelo buscar algo entre 2 a 4 kilómetros del centro.

 

Caminar mucho

Evita los taxis, que por este lado del mundo son carísimos. Si es muy necesario que lo hagas utiliza Uber o algún servicio similar. Si puedes ahorrar y no tomar el transporte público, mejor aún. Cada euro cuenta. Además, caminar es una buena forma de conocer la ciudad así no te perderás nada de esta e incluso verás lugares que pocos viajeros conocen.

 

 

Pregunta por un restaurante local para probar su comida típica

Más allá de la recomendación de los Shawarmas y cocinar, siempre es bueno probar algo de la comida local del destino donde te encuentres, por lo menos una vez. No los confundas con restaurantes turísticos, esos que te pueden costar un ojo de la cara, si no a esos donde la gente de la ciudad suele comer. No estarán usualmente por el centro. Son a los que tú por tu casa irías a comer.

 

Diviértete en la calle

Muchas de las ciudades principales de cada país tienen tanta onda que no es necesario ir a un bar para divertirse. Ya sea en un boulevard en Moscú, en el puerto de Barcelona, o básicamente cualquier lugar en Berlín, los espacios abiertos son siempre buenos, donde está la verdadera experiencia local. Músicos Además puedes conseguir alcohol mucho más económico que en un bar.

 

Anda a bares o clubes sin pagar entrada.

Si lo tuyo no es tomar unas cervezas en un parque con música en vivo, también hay buenos clubes que no cobran por ingresar, como Instant en Budapest. Muchas veces es buena idea y con un Pub Crawl que organice tu hostel, ya tienen contactos y te dejan pasar sin pagar. Y cuando salgas a un club, no lleves tu billetera ni tarjeta, estarás muy tentado a gastar dinero, además de ser más arriesgado si te emborrachas. Serás blanco fácil de los carteristas.